.

.
.

Translate

sábado, 20 de mayo de 2017


Temporada de calefactores: qué eligen los argentinos ante el aumento de las tarifas

De cara a la llegada del invierno, pensar en que equipos de calefacción se van a usar para "pasar el frío" es una decisión que conlleva el análisis de ciertas variables.


De un año a esta parte, la suba de las tarifas de electricidad y gas obligaron a los usuarios a ser más conscientes, en lo que al ahorro de energía se refiere, a la hora de elegir un artefacto.
A pesar de los tarifazos, los equipos de calefacción eléctrica pican en punta. “El año pasado fue bueno para el segmento eléctrico y prevemos que este año la demanda se mantendrá igual”, explica a  Pablo Carbajosa, gerente general de Goldmund, la empresa que fabrica la marca Peabody. “Los usuarios mostraron más temor por la suba de gas que por la de luz”.


A ello se suma que los artefactos eléctricos no requieren instalación y se pueden poner a funcionar inmediatamente después de su compra. Esto es un diferencial que los clientes priorizan, indica Diego Gorali, gerente de producto de ATMA y Philco.

En la actualidad el mercado de la calefacción eléctrica está compuesto por el segmento de radiadores, cuyos precios rondan entre los $ 1.000 y $ 1.200; de halógenas y caloventores con valores que arrancan en los $ 500 y los paneles calefactores de entre $ 1.700 y $ 4.000. Precisamente, con respecto a los precios “los valores se desaceleraron”, explican desde Goldmund. Así, los precios evolucionaron a un ritmo menor a la inflación. “Esto se explica porque el consumo se contrajo y los retailers debieron reveer sus precios”.


Por su parte, Gorali indica que para este año se esperan subas moderadas que siguen a la media del mercado.
Ante este escenario, los consumidores comenzaron a exigir cada vez más, unidades que les aseguren un ahorro energético y sean amigables con el medio ambiente. Pero no es la ecología lo que mueve a los argentinos a la compra de esos productos, sino el golpe al bolsillo del tarifazo.


Por ello, desde el fabricante nacional de artefactos para el hogar Longvie, aconsejan que al momento de elegir electrodomésticos, se debe optar por aquellos con etiqueta de Eficiencia Energética “A”. "La misma refiere a la realización de una determinada tarea (cocción, calentamiento de agua o aire, lavado) utilizando la menor cantidad de energía posible manteniendo el mismo resultado de excelencia", indican.
“La categoría sigue muy concentrada en los caloventores básicos”, diceGorali “Casi el 60% del mercado se encuentra en este segmento, aunque las categorías como paneles tienen un importante crecimiento en los últimos años y estimamos que esta tendencia continuará”


Los vitroconvectores, por su parte, ya alcanzan el 30% del mercado en unidades, según indica Carbajosa tomando como referencia la dinámica de su negocio.
A modo de ejemplo, puede verse que el consumo mensual de un vitrocovenctor de 1000w es de 62 kilovatios en promedio, es decir entre un 92 y 410% menos que otras propuestas de calefacción.
En este segmento también predomina el diseño, ya que no se trata del típico panel de mica, sino de uno de vidrio que hace que el calor seexpanda más eficientemente. Hacia allí apuntan las marcas, que comenzaron a ponerle un toque distintivo a esos artículos, porque también hay un consumidor que busca agregar diseño al hogar.

La mejor forma de recuperarte después de hacer ejercicio

Hacer algo de ejercicio es mejor que nada, pero no es lo mismo soltar las piernas o hacer un par de flexiones a tener conciencia del entrenamiento como un todo, en el que es tan importante el esfuerzo como las fases previa y posterior al mismo.
Eso es clave para que una persona disfrute del mayor beneficio que le puede ofrecer una actividad física.
En este sentido da lo mismo si se trata de un trabajo de fuerza o uno de resistencia, la fórmula para que el ejercicio alcance su grado óptimo de eficacia es dedicarle tiempo al calentamiento previo, el entrenamiento en sí y después ser conscientes de la fase de recuperación.
Mujer tomando un batidoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa hidratación es clave para reponer el desgaste al que fue sometido el cuerpo.
Esta última cumple una función crucial ya que es la que permitirá mantener la regularidad necesaria al reducir los riesgos de lesiones y reponerse del desgaste que sufre el organismo frente al esfuerzo al que ha sido sometido.
"Si no recuperas, al día siguiente el cuerpo no te responderá cuando le exijas realizar un trabajo de fuerza o cardiovascular", dijo  Juan Francisco Marco, profesor del centro de ciencia deportiva, entrenamiento y fitness Alto Rendimiento, en España.

Líquidos y sólidos

Marco resaltó que "lo primero es volver a hidratar el organismo, sea con agua o con algún tipo de bebida isotónica que se puede hacer en casa para recuperar sales minerales y azúcares".
También es importante reponer las reserva de glucógenos, que son las que utiliza el cuerpo para activar los músculos y llevar a cabo la actividad que se está practicando.
Persona en bicicletaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionCuando se realiza un entrenamiento de resistencia se gastan las reservas de glucógeno.
"Lo recomendable es consumir carbohidratos de absorción lenta ya que lo que se busca es que el organismo los vaya asimilando poco a poco", agregó el experto en preparación física.
Entre los alimentos más favorables están los cereales, el arroz ("un carbohidrato ideal ya que se absorbe muy lentamente"), las legumbres, el pan o la pasta.
Junto al carbohidrato hay que incorporar una dosis de proteína, que es vital en el crecimiento y reparación de los tejidos musculares que se desgastan, en especial durante los entrenamientos de fuerza.
"Ten en cuenta que en un ejercicio muscular intenso, sobre todo de pesas, se van eliminando las proteínas estructurales, que son los ladrillos que forman el músculo y es necesario recuperarlas nada más haber acabado el entrenamiento", explicó Marco.
Hombre haciendo pesasDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos trabajos de fuerza afectan principalmente los tejidos musculares por lo que se recomienda consumir alimentos ricos en proteínas.
"Aquí pueden entrar los huevos, lácteos o batidos, que pueden ser una muy buena opción, ya que el cuerpo lo que está absorbiendo es la proteína y no las grasas o los azúcares que portan los lácteos. Además hace que el músculo la absorba bien y rápido".

Vuelta a la calma

Dependiendo del tipo de ejercicio, si son pesas o de resistencia, se deberá dar prioridad a un tipo de alimento (carbohidratos para el trabajo cardiovascular y proteína para los de fuerza), pero ambos son necesarios luego de cualquier entrenamiento.
Otro aspecto es la vuelta a la calma del organismo, que consiste en hacer estiramientos en descargas que son a muy baja intensidad y en posiciones que sean lo más cómodas posibles.
"Esto ayuda a los músculos a relajarse, al sistema respiratorio a normalizarse, a bajar las pulsaciones y que vuelvan todas las funciones corporales a su normalidad", explicó el profesor de Alto Rendimiento.
"Se puede agregar un poco de ejercicio aeróbico muy suave, de unos cinco a diez minutos, porque eso nos ayuda a eliminar las sustancias tóxicas como puede haber como el exceso de ácido láctico que se ha acumulado y es como una forma de drenar la sangre".
Una vez recuperado el cuerpo, entonces se podrá volver a empezar.

Quiénes son los hermanos Batista, los empresarios brasileños que pusieron en la cuerda floja al presidente Temer para intentar salvarse a sí mismos

La crisis política que sacude a Brasil por la divulgación de una grabación que supuestamente implica al presidente del país, Michel Temer, en una trama de corrupción y sobornos está directamente relacionada con la historia del ascenso de los hermanos Wesley y Joesley Batista, símbolos del boom económico brasileño de la década pasada.
En el audio, divulgado por el diario O'Globo, Temer supuestamente le pide a Joesley Batista "mantener" los pagos ilícitos a Eduardo Cunha, el expresidente de la cámara baja del Congreso brasileño, quien aprobó el impeachment contra la expresidenta Dilma Rousseff y ahora está encarcelado.
Para complicar aún más las cosas, este viernes, el fiscal general de la república, Rodrigo Janot, divulgó un documento en el que señala que Temer y el excandidato presidencial Aecio Neves actuaron conjuntamente para intentar impedir el avance de investigaciones de corrupción.
Pero, ¿quiénes son y de dónde surgieron los hermanos Batista?
Ambos dirigen la corporación J&F, que controla varias empresas, pero en especial una llamada JBS, considerada como la mayor compañía de procesamiento de carne de América Latina y una de las de mayor facturación en Brasil, que hace unas semanas se vio implicada en un enorme escándalo de venta de carne en mal estado.
Los hermanos Batista lideraron la transformación de su otrora modesta empresa en una corporación de alcance global. Pero, ahora, están en el centro del escándalo que amenaza al gobierno de Temer.
Wesley y Joesley cerraron un acuerdo de delación con las autoridades, luego de una serie de operaciones de la Policía Federal que tenían a J&F como uno de sus objetivos, entre otras cosas por supuestas irregularidades en la obtención de préstamos procedentes del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, el poderoso BNDES.

Conexión política

Los hermanos Batista llegaron a involucrarse profundamente en la escena política en Brasil: JBS fue el principal contribuyente a la campaña electoral de 2014, llegando a gastar unos US$120 millones (391 millones de reales).
Dilma Rousseff y Michel TemerDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos hermanos Batista financiaron la campaña presidencial de Dilma Rousseff.
Ese dinero ayudó a la victoria de 164 diputados federales, seis gobernadores así como de la fórmula presidencial encabezada entonces por Dilma Rousseff y que contenía a Michel Temer como vicepresidente.
El grupo también hizo donaciones a la campaña de Aécio Neves, quien fue candidato presidencial del Partido de la Socialdemocracia Brasileña, un senador que llegó segundo en la carrera presidencial y que en la actualidad es uno de los principales objetivos de la operación Patmos.
Esta investigación es una ramificación de la operación Lava Jato, iniciada este jueves para dar seguimiento a las investigaciones sobre las acusaciones de los empresarios (hay reportes que dicen que Neves fue grabado recientemente pidiendo dinero a Joesley).
"¿Por qué JBS realiza donaciones a las campañas electorales? Porque creemos que participando, podemos apoyar a partidos y candidatos que, si ganan, podrán contribuir a que tengamos un mejor país. Es una ganancia de un valor extraordinario", le dijo Wesley a BBC Brasil en julio de 2015.

Ascenso a la riqueza

La empresa culminó 2014 con una facturación de US$36.000 millones (unos 120.000 millones de reales), un salto espectacular en comparación con los US$1.080 millones (3.500 millones de reales) registrados en 2003.
Hacienda de ganado de JBS en Estados Unidos.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEsta hacienda en Colorado (Estados Unidos) fue una de las inversiones de JBS en el extranjero.
Sobre todo, era un gran salto comparado con los humildes inicios del negocio familiar: un pequeño restaurante de carnes en Annapolis, en el interior de Goiás.
Pero, los hermanos Batista también eran famosos por su agresiva estrategia de adquisiciones de otras empresas, como fue la compra en 2015 de Alpargatas, una empresa fabricante de sandalias de playa por US$827 millones (unos 2.670 millones de reales), así como por sus negocios internacionales, como la empresa de alimentos Swift.
De hecho, JBS tiene fábricas en 20 países, incluyendo Estados Unidos, y clientes en todos los continentes.
Todas estas operaciones hicieron de JBS la compañías privada más grande en Brasil, en términos de facturación.

¿Y ahora?

Toda esa pujanza ahora será duramente puesta a prueba, según los analistas de mercado. Inversionistas y acreedores de la compañía están a la espera de ver el impacto que la delación de los hermanos Batista tendrá en JBS.
Joesley BatistaDerechos de autor de la imagenAGÊNCIA SENADO
Image captionJoesley fue destituido de la directiva de J&F en marzo por una decisión judicial.
Las noticias sobre las actuaciones policiales anteriores causaron caídas en el valor de las acciones de la compañía, las cuales tras haber llegado a un pico de US$5,28 (17,2 reales) en septiembre de 2015 se han hundido hasta los US$2,52 (8,10 reales) el jueves pasado.
Es seguro que el daño institucional será grande, ante la posible revelación de manejos indebidos en la cúpula de JBS, y además existe el riesgo de que el grupo J&E sea objeto de investigaciones fuera de Brasil.
Los hermanos Batista siempre han negado que hubieran cometido irregularidades en la obtención de recursos públicos.
Wesley llegó a decir  que estaba siendo ajusticiado por las acusaciones de que JBS habría hecho un acuerdo ilegal con el expresidente Luiz Inacio Lula de Silva, quien habría facilitado el ascenso de la compañía a través de la política de apoyo a las grandes empresas nacionales del BNDES.
"Parece que en Brasil hay dificultad para reconocer que uno puede crecer siendo competente o por los méritos de su trabajo, no por suerte o debido a que es testaferro o socio de alguien".
Es una afirmación que ahora entra en contradicción con la delación, en la que él y su hermano admiten, al menos según lo que se sabe hasta ahora, haber pagado sobornos a políticos, así como el uso de favores para obtener decisiones favorables en procesos administrativos.

Cómo evitar los extravíos en el Champaquí

Alejandra Bernabitti estuvo tres días de 2015 perdida en el cerro Champaquí. Se extravió al separarse de su grupo. Sobrevivió dos noches a la intemperie con heladas, sin comida y una quebradura. Su búsqueda movilizó a cientos de bomberos, policías, lugareños y hasta un helicóptero. Fue el último rescate complejo y costoso de más de un día.

Dos o tres operativos de búsqueda se suceden por año en el más alto y concurrido de los cerros cordobeses. Pero casi un centenar más suenan como alertas, por extravíos que a las pocas horas se resuelven. La mayoría ocurre por subestimar el riesgo de la montaña, o por sobreestimar la capacidad de orientación en terreno desconocido.
“Dos o tres sobre 50 mil personas que llegan por año tampoco es una cifra alarmante, aunque no debiera ocurrir ninguno”, marca Nelio Escalante, que cuenta con albergue en Villa Alpina y refugio en el cerro para excursionistas.
Los extravíos generan dos consecuencias: primero, el riesgo para la salud y la vida de los perdidos; segundo, el costo que demanda al Estado cada operativo.
Junto con el ambiente, la seguridad es el otro desafío para asegurar un futuro sustentable del turismo en el cerro.



Tras un caso fatal, en 2010, la Provincia promovió la ley que creó el Registro Provincial de Visitantes de Zonas de Riesgo. Desde entonces, para ascender al Champaquí, al Uritorco y a Los Gigantes (los tres cerros más visitados de Córdoba), corresponde firmar una declaración jurada.
A siete años, casi todos coinciden en que no alcanza: que se registre no evita que alguien se pierda. Además, el cumplimiento es parcial: los puestos de control no funcionan de modo permanente ni pueden detectar a quienes lo evitan. En el Champaquí, con múltiples accesos, el registro ¬ayuda poco.
Aquella ley impuso también que si alguien se extravía por su negligencia, el Estado podrá exigirle pagar el costo del rescate. Fue sólo una amenaza: nunca pudo ser aplicada. Muchos creen que, en realidad, es inaplicable.
Bomberos proponen
La Regional Calamuchita de Bomberos Voluntarios –la que aporta más hombres, equipos y presupuestos a cada búsqueda– elaboró un proyecto para reducir riesgos de extravíos. Hace dos años fue presentado a la Provincia y espera una respuesta.
“El 80 por ciento se produce en un sector específico”, apunta José María Guevara, jefe del cuartel de Villa Berna. “Nadie, ni un solo cartel, advierte sobre la importancia de reservar batería de un celular, o del riesgo del frío o de la niebla en la altura”, agrega.
Colocar cartelería indicativa que sugiera horarios de ascenso y descenso, tiempo que demanda el recorrido y advertencias por el clima, es una de las propuesta de los bomberos. Otra es señalizar todos los senderos, con marcas que indiquen el recorrido sin afectar el paisaje. “Con mojones se evitarían muchos extravíos”, remarca Fabián Vargas, bombero coordinador de la Regional 7.
También sugieren mejorar las comunicaciones: “Sería muy útil una antena de telefonía celular para la zona clave”, enfatiza Vargas. La falta de señal en buena parte del cerro juega en contra. También piden proveer de handies (radios) que aseguren buen contacto entre lugareños y prestadores de servicios.


Otros criterios
Rodolfo Benassi opina que hay que reducir riesgos sin exigir que sólo ascienda el que contrate guías. Ese requisito sería además de muy difícil control.
Guía desde hace dos décadas, Benassi apunta que los extravíos crecieron desde que se habilitó el acceso por cerro Los Linderos, al que se puede llegar en vehículo (42 kilómetros desde Villa Yacanto). Desde allí, una caminata de apenas 40 minutos lleva hasta la cima del Champaquí. “Por Linderos llega gente sin cultura de montaña, hasta familias con niños, como si vinieran a un pícnic. El auto te deja en la puerta del cerro más alto de Córdoba. Pero muchos suben sin estar advertidos de los riesgos del clima cambiante de altura, con la niebla que te puede inundar en minutos, o el frío que puede darse de golpe”, comenta.
Sobre colocar mojones en los senderos, varios guías dudaron de la idea. “Podría alentar a improvisados a realizar la travesía sin los recaudos mínimos”, advierte Miguel Coranti, de una empresa de turismo que frecuenta el cerro.
Nelio Escalante, lugareño, sostiene que los extravíos se repiten en zonas puntuales. “Los que se pierden son los que llegan sueltos, no los que vienen en delegaciones”, apunta. Propone mojones “para esos mil metros entre las cimas de Linderos y Champaquí, y por el sendero desde Villa Alpina sólo en las bifurcaciones, donde más gente se confunde”.

Las cataratas de Tinago, un paraíso escondido

En el municipio filipino de Iligan se encuentran las cataratas de Tinago, que dejan sin aliento a los visitantes con sus caídas de agua turquesa de 73 metros. Rodeadas por acantilados rocosos y una vegetación subtropical, son definitivamente un paraíso.
Lo mejor es que este enclave está escondido, por lo que las expectativas de los viajeros van aumentando a medida que se acercan al destino. Sin embargo, no es tan simple como parece, ya que cuando el GPS indica que uno ha llegado, todavía falta descender por una escalera caracol de 500 escalones para poder disfrutar del espectáculo desde la cuenca, cuyas aguas profundas y tranquilas la asemejan a una piscina natural.
Además, debajo de las cascadas aparece una pequeña cueva, a la cual se puede ingresar para escuchar el sonido del agua cayendo. Sin dudas, una sensación única que completa la experiencia.
Una vez que se disfrutó del agua y el cuerpo logró relajarse, hay que prepararse para subir por las escaleras. Si bien el ascenso por los 500 peldaños no es fácil, la visita al lugar vale totalmente la pena.

INFORME DIARIO